Estás aquí: Inicio / Alimentación / Control del potasio

Control del potasio

El potasio es un mineral imprescindible en varias funciones metabólicas, se excreta por vía renal, por lo que en pacientes con insuficiencia renal tienen a acumularse ocasionando debilidad muscular, hormigueos o palpitaciones. Controlar adecuadamente la cantidad que se consume es fundamental. Utilizando Nefrodiet al elegir un alimento podrás ver su contenido en potasio y también como éste baja o sube en función de la técnica de cocinado que se utilice: crudo, cocido, remojo, etc. Elije aquella que tenga menos contenido en potasio.

Funciones: Se trata de un mineral imprescindible en varias funciones metabólicas, participa en el equilibrio electrolítico, en la transmisión nerviosa, en la contracción muscular (incluyendo la contracción cardiaca), en el metabolismo de hidratos de carbono y en la síntesis de proteínas.

Efectos en la alteración en la concentración: al excretarse por vía renal, la tendencia es a la acumulación en la insuficiencia renal, pudiendo ocasionar síntomas como debilidad muscular (tanto de los músculos en general como del músculo cardíaco), hormigueos, palpitaciones e incluso efectos más graves como parada cardiaca.

Distribución en los alimentos: lo encontramos sobretodo en alimentos de origen vegetal como frutas, verduras, hortalizas y cereales pero también en legumbres y frutos secos, carnes y en alimentos precocinados o en conservas y en bebidas gaseosas.

Medidas generales: para evitar la hiperpotasemia o acumulo excesivo:

  • Frutas: se ha de evitar el consumo de aquellas con alta concentración de potasio en su composición, como norma general las mas recomendadas por su bajo contenido son la manzana, pera o sandia, pudiéndose consumir de forma ocasional mandarina, así mismo deben evitarse los cítricos en general como naranja, limón o pomelo; frutas tropicales como la papaya, mango, banana o plátano, kiwi o melón, escoger frutas frescas con menor contenido en potasio, pudiendo utilizar conservas desechando el almíbar o liquido de conserva, lavándolas para eliminar dicho liquido. Deben evitarse frutos secos y frutas desecadas, ya que su concentración es elevada.
  • Legumbres: están limitadas a dos días por semana por su contenido en potasio, pero también por su contenido en proteína, necesitando remojo previo de unas 24 horas o utilizando legumbres precocinadas y conservas en tarros de cristal en agua sin conservantes.
  • Verduras y hortalizas: las que menos contenido tienen son el pepino, lechuga, berenjena, cebolla, espárragos, lechuga, pimiento, o la soja germinada. Las que tienen un contenido más alto son tomate, calabacín, champiñón y setas, escarola, acelgas, cardos o espinacas.

La forma de cocción es fundamental para disminuir su contenido:

Remojo Previo: consiste en colocar en remojo las verduras y hortalizas previa cocción y consumo. El remojo produce un intercambio entre el alimento y el agua, liberando cierta cantidad de mineral, por ello es necesario desechar ese líquido de remojo.

Para que el vegetal pierde la mayor cantidad posible de potasio es necesario aumentar la superficie de contacto, ello se consigue retirando la piel, ya que actúa de barrera, y cortando los vegetales en trozos mas pequeños, el tiempo recomendado esta entre 12 – 24 horas (en función del contenido inicial), realizando un par de veces un cambio de agua.

Cocción: la cocción en agua hace que se elimine más mineral, desechando el líquido del primer hervor. La cocción al vapor, en el horno (tanto el convencional como en el microondas), apenas eliminan potasio, por ello si se realiza este tipo de cocción, será necesario el remojo previo.

Congelado: es un buen método para eliminar más cantidad de potasio. Se pueden utilizar verduras frescas, congelándolas a continuación o utilizar productos ultracongelados, siempre que no tengan una elaboración previa (platos de verduras congeladas)

Conserva: las verduras y hortalizas en conserva llevan menos potasio, siempre que estén por ejemplo en tarros de cristal y conservadas en agua sin aditivos, o conservantes.

Estas recomendaciones deben llevarse a cabo en el periodo prediálisis, sobretodo en estadios 4 y 5 ya que la función renal esta disminuida y el acumulo del mineral será más alto.

En el caso de pacientes en diálisis peritoneal, al ser una técnica continua de diálisis, va a producir una eliminación continua de sustancias, por lo que acumulo de potasio es raro, aun así se recomienda que se sigan las recomendaciones para evitar acumulaciones del mineral.

Por último en el caso de pacientes en hemodiálisis, éstos eliminarán el potasio en las sesiones, pero lo que se consuma durante la sesión u horas posteriores no se elimina por lo que se recomiendan seguir las recomendaciones para que no se produzcan hiperpotasemias.

05

Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top