Estás aquí: Inicio / Alimentación / Control del fósforo

Control del fósforo

El fósforo forma parte de los tejidos duros como huesos y dientes, es importante en el mantenimiento del pH y para todas las funciones celulares que requieren energía. Su acumulo en los enfermos renales, al no poder eliminarlo, puede producir hiperparatiroidismo entre otros problemas, por ello es importante controlar su consumo.  El fósforo también está presente en las proteínas, por ello debemos de escoger alimentos cuya relación fósforo/proteína esté por debajo de 16.

Funciones: forma parte de los tejidos duros como huesos y dientes, de las membranas celulares, es importante en el mantenimiento del pH y almacena energía química en forma de enlaces de ATP, siendo necesario en todas las funciones celulares que requieren energía.  

Efectos en la alteración en la concentración: su acumulo puede producir hiperparatirodismo secundario, provocando descalcificación ósea y posterior precipitación de fosfato cálcico en tejidos blandos (entre ellos el riñón, empeorando su función).

Distribución en los alimentos: lo encontramos en alimentos proteicos, lácteos, legumbres y cereales. Es importante señalar que esta presente en conservantes alimentarios.

Medidas generales: con carácter general para controlar el consumo de fósforo se debe evitar el consumo de lácteos, frutos secos, yema de huevo, y aquellos productos elaborados con leche como batidos, flanes, natillas, yogures, quesos curados, etc. También se deben evitar productos como cereales integrales, pan integral, biscotes integrales, galletas integrales, etc. Además se debe evitar un consumo elevado de proteínas, especialmente las de origen animal y de conservas que lleven E-300.

Las proteínas animales tienen un porcentaje elevado de absorción de fósforo, por ello debemos evitar su consumo elevado. En el caso de las proteínas vegetales la absorción de fósforo es menor ya que éstos contienen fitatos que disminuyen su absorción favoreciendo que se eliminen directamente por las heces.

Por otro lado, encontramos gran cantidad de fósforo en algunos conservantes que llevan las salsas y condimentos. En este caso la absorción intestinal es muy alta (más del 90% de lo ingerido) por ello se debe evitar aquellas conservas que lleven la palabra E-300

06

Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top