Estás aquí: Inicio / La enfermedad renal / Insuficiencia renal crónica / Tratamientos: hemodiálisis y diálisis peritoneal

Tratamientos: hemodiálisis y diálisis peritoneal

Tratamiento de la insuficiencia renal crónica. FRIATTécnicas de terapia renal sustitutiva: Hemodiálisis o Diálisis Peritoneal

Entre las técnicas de terapia renal sustitutiva, es decir las que van a suplir la función del riñón, cuando éstos presenten un deterioro importante de entre el 5-15% de su capacidad, es necesario elegir la técnica dependiendo de las características del paciente y las recomendaciones de su nefrólogo.

En ambos casos una vez iniciado el tratamiento, tanto la hemodiálisis como la diálisis peritoneal hacen que se recupere la sensación de bienestar y  mejore el funcionamiento de los sistemas  corporales.

Hemodiálisis
E
s una técnica en la que una máquina sustituye las funciones principales del riñón, haciendo pasar la sangre  a través de un filtro (funcionando como riñón artificial) donde se realiza su depuración, ésta técnica no suple las funciones endocrinas ni metabólicas del riñón.

Se trata de una técnica de depuración sanguínea extracorpórea, que se utiliza en la insuficiencia renal aguda o crónica terminal y que suple las siguientes funciones: excreción de solutos, eliminación del líquido retenido y regulación del equilibrio ácido-base y electrolítico.

Consiste en el contacto, a través de una membrana semipermeable, instalada en el dializador o filtro de hemodiálisis de la sangre del paciente, con un líquido de diálisis (dializado) de características predeterminadas. Puede efectuarse en el hospital, en un club de diálisis o en el propio domicilio del paciente, raros casos ya que el paciente y su familiar necesitan un entrenamiento de enfermería.

Duración de la hemodiálisis: Depende de las necesidades de diálisis de cada paciente, la media es de 4 horas, tres veces por semana. Hay que tener en cuenta que el riñón sano realiza este trabajo las 24 horas  del día y todos los días de la semana.

Diálisis peritoneal
Es una técnica que en lugar de una máquina utiliza una membrana natural como filtro, el peritoneo, por lo que la sangre se filtra sin salir del cuerpo. El líquido de la diálisis se introduce en la cavidad peritoneal a través de un catéter  previamente implantado con una pequeña intervención quirúrgica, y se extrae una vez pasado un tiempo, en el que se ha producido el intercambio de solutos en la membrana, y se realiza de ésta manera la diálisis, se realizan una media de 3 a 5 intercambios al día dependiendo las necesidades del paciente, y ésta se hace en un medio adaptado en la residencia del paciente en el cual es muy importante la higiene y los cuidados de asepsia y antisepsia.

Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top