Estás aquí: Inicio / Actualidad / Noticias / 2018 / La Fundación celebra el Día Mundial del Riñón en Salamanca en el marco del VIII Centenario de la Universidad

La Fundación celebra el Día Mundial del Riñón en Salamanca en el marco del VIII Centenario de la Universidad

logoespañol_WKD

La Fundación Renal celebrará el próximo jueves día 8 de marzo el Día Mundial del Riñón en Salamanca, en el marco de los actos del VIII Centenario de la Universidad. Como cada año la Fundación instalará una carpa en la que se realizarán pruebas preventivas encaminadas a la detección precoz de la Enfermedad Renal. La carpa se instalará en la Plaza de Anaya y estará abierta al público de 10 a 14 horas. Para la celebración de este día la Fundación cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Salamanca, la Universidad, el Hospital Universitario y Alcer Salamanca .

La Fundación Renal celebrará este jueves día 8 de marzo el Día Mundial del Riñón con una carpa que se instalará en la Plaza de Anaya, en la que se harán pruebas gratuitas para la detección precoz de la Enfermedad Renal. La ERC es una enfermedad silente, que no da síntomas hasta que se llega a un estadio avanzado, por lo que las revisiones periódicas son fundamentales para detectarla.

Se trata de un dispositivo sanitario por el cual, con unas sencillas pruebas se podrá conocer el riesgo renal de los asistentes. Los resultados de las pruebas se conocen al momento, de forma que a cada participante se le entrega un folleto con sus valores y los nefrólogos y personal de enfermería le transmitirán las recomendaciones de salud adecuadas a su situación.

Algunos datos de la enfermedad renal

La diabetes y la hipertensión son los principales factores de riesgo de esta enfermedad que también se ve agravada por la obesidad y el sedentarismo. Estos factores, conjuntamente con el incremento de la esperanza de vida, hacen que se haya llegado a alcanzar en los últimos años unas cifras muy elevadas de incidencia, afectando ya al 10% de la población mundial.

La enfermedad renal tiene diferentes fases, y en sus inicios (estadios uno y dos) no da síntomas, por lo que es de difícil detección. Sólo cuando el fallo renal ya empieza a ser importante (estadio tres o cuatro) pueden aparecer tobillos hinchados, dificultad para concentrarse, fatiga, orina espumosa o disminución del apetito. En el último estadio (cinco) es cuando los riñones dejan ya de funcionar y los pacientes necesitan un tratamiento renal sustitutivo: hemodiálisis, diálisis peritoneal o trasplante.

Según datos de la Sociedad Española de Nefrología en España más de cuatro millones de personas padecen algún grado de la enfermedad, más de 600.000 están en un estadio avanzado de la misma, y 57.000 necesitan ya tratamiento renal sustitutivo: un 52,4% están trasplantados, un 42,2% en hemodiálisis y un 5,45% en diálisis peritoneal. Un 2,6% del presupuesto sanitario de nuestro país se dedica al tratamiento de estos enfermos.

Según datos facilitados por el Servici de Nefrología del Hospital Universitario en el año 2017 fueron atendidos en la capital salmantina un total de 183 pacientes con enfermedad renal crónica en tratamiento de diálisis, de los cuales 156 recibieron tratamiento de hemodiálisis y 27 diálisis peritoneal. De estos 114 eran varones y 69 mujeres. Con respecto a la edad: mayores de 80 años: 53 pacientes (28,9%); 65-79 años: 74 pacientes (40,5%); menores de 65 años: 56 pacientes (30,6%)

 

Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top